¿Cuál es el tarot más efectivo?

Tarot mas efectivo

Hacer referencia al tarot implica analizar un amplio número de acontecimientos que marcan el desarrollo de las sociedades medievales de la vieja Europa, tal es el caso de la Italia del Siglo XV donde se aprecian las primeras manifestaciones de esta cultura de la adivinación que surge como una especie de resistencia a instituciones religiosas como la santa inquisición, siendo clave en su divulgación el nomadismo gitano, que en su transitar por el viejo continente, fue capaz de llevarlo a países tan diversos como Francia, Suiza, Bélgica, Alemania y Austria por sólo mencionar algunos.

El tarot básicamente es un conjunto de barajas que cumplen universalmente dos funciones, la de juego y la de adivinar el futuro, en cuyo último caso son interpretadas por un lector según el orden o la disposición que éstas adopten.

Composición y estructura de un tarot

Un tarot se compone de setenta y ocho cartas que se dividen entre arcanos mayores y menores, el término arcano se define como “misterio” o “secreto”, y los arcanos mayores son en total veintidós, ahí se destacan desde el mago o el malabarista, pasando por la muerte que en el mundo occidental se asocia a la mala suerte, hasta llegar a el loco, que entre otras cosas simboliza la anarquía, la dualidad tiempo/espacio, o la no claridad del rumbo definido.

Los arcanos menores se componen de cincuenta y seis cartas divididas en cuatro palos de catorce cartas, éstas se enumeran del uno al diez en su modelo más antiguo, más los  personajes de la corte que son “sota”, “caballo”, “reina” y “rey”, que probablemente son representación de las clases sociales de la época, es decir, la nobleza simbolizada por las espadas, los campesinos por los bastos, el clero por las copas, y los comerciantes por los oros.

Una visión actual y del futuro, las lecturas del tarot.

La génesis del tarot plantea su utilidad para visionar el presente (lo actual) y el futuro de la persona consultante, a través de la convergencia de fuerzas espirituales que surgen como guías. Uno de los métodos más usados son las conocidas “tiradas”, que consisten en voltear un conjunto de cartas barajadas al azar y repartidas en un cierto orden.

De ahí que existan un amplio número de configuraciones utilizadas para las tiradas entre las cuales se encuentran: el método sencillo o gran cruz, la cruz mágica, la tirada horoscópica, el árbol de la vida, y la tirada celtica. En todos los casos es la persona especializada en la lectura del tarot la que con el tiempo y la experiencia crea un código para su barajeo y posterior lectura.

Un tarot efectivo para la vida y con trascendencia en el tiempo

Los orígenes del tarot son tan diversos como sus métodos de barajar y lectura, el tarot más efectivo es simplemente aquel que trasciende la propaganda y se transforma en una forma de ver la realidad en múltiples dimensiones o planos de la vida, este no es más que un espejo para quienes lo consultan, al poder tener una visión más amplia de su realidad inmediata, y una forma de vida para quienes hacen de estos complejos métodos más que su forma de vivir, su forma de existir en un plano distinto al del ciudadano común.  

Facebook
Twitter
Google+