Interpretación de los sueños más comunes

Diccionario de los Sueños

 

ACEPTAR LA DESNUDEZ DE LOS DEMÁS

Soñar con personas desnudas y que no nos preocupe su desnudez puede indicar que, si son personas conocidas, los aceptamos realmente tal como son; si aceptamos su desnudez puede que estemos expresando una frus­tración por aquello que, en la vida despierta, percibimos como un com­portamiento afectado. Desearíamos que fuesen más naturales.

LOS VESTIDOS Y LAS FALDA

Muchas mujeres en Occidente visten habitualmente pantalones, así que soñar con un vestido o una falda puede representar el deseo, para ambos sexos, de expresar nuestro lado femenino. También podría simbolizar a nuestra madre y el consuelo de nuestra lactancia.

UN JERSEY QUE SE DESHACE

El sueño de un jersey o cualquier otra prenda de lana que se deshace puede indicar un creciente sentimiento de desilusión, quizá con unos principios o con alguien que hasta entonces admirábamos. Soñar con que algo se deshace puede alertar sobre la necesidad de abandonar a la persona o las ideas que se asociaban con el jersey y decidirse a seguir otra dirección.

EL INTERCAMBIO DE SOMBREROS

El sombrero puede tener muchos significados. Para Jung, el sombrero simboliza el pensamiento; soñar con que se cambia de sombrero puede evidenciar que se encuentra en una etapa de pleno desarrollo personal donde cada vez más las creencias sostenidas desde hace mucho se ven como un «sombrero viejo», y se está creando una nueva visión de uno mismo y también del mundo.

LA MADRE

Como símbolo onírico, la madre es ambivalente. Ella da la vida, es una fuente de renacimiento y continuidad, pero como la Madre Tierra a la que volvemos, también es un símbolo de la muerte. Para los freudianos puede ser un objeto de deseo Inconsciente, pero también una figura que despier­ta el miedo a la castración. Por supuesto, soñar con la madre puede ser sencillamente solo eso: una directa evocación de la persona que nos da la vida. La forma en la que aparece puede indicar algún conflicto en nuestro crecimiento y en la actual relación: ¿Estamos enojados o contentos con ella? La imagen de la suegra o madrastra malvada puede expresar indirectamente algunas de estas ansiedades sobre nuestra madre real.

EL HERMANO O LA HERMANA

Soñar con un hermano o una hermana a menudo es un recuerdo de la ri­validad infantil por el amor de los padres. La muerte onírica de un herma­no o una hermana puede demostrar la sorprendente fuerza de la rivalidad. Sin embargo, como incluso ha insistido el propio Freud, la rivalidad puede ser solo un recuerdo onírico y no necesariamente una señal de que la hos­tilidad persiste en la vida adulta.

LOS COLORES BRILLANTES

Si soñamos que súbitamente nos ilumina un resplandeciente haz de brillantes colores puede significar que estamos a punto de descubrir una nueva y excitante percepción. Para los junguianos, los colores actúan como el preludio a un «gran sueño» de temas arquetípicos que surgen de lo que Jung llamó el «inconsciente colectivo».

ASUMIR EL CONTROL

La aspiración a asumir la responsabilidad, o la sen­sación de que nuestras dotes de mando no se apre­cian como es debido, pueden aparecer en primer plano cuando soñamos que asumimos el control en medio de una catástrofe, como un incendio o un naufragio.

LA SANGRE

La sangre es en la mayoría de los casos un símbolo de la vida, pero si mana de pronto o aparece como una mancha puede representar las emociones violentas o un excesivo sacrificio por nuestra parte; ¿estamos realizando un esfuerzo, por ejemplo, en una relación, que en realidad no es apreciado? La sangre que desaparece puede significar la pérdida de la vida o la consi­guiente aflicción. Si aparece con una figura femenina, la sangre puede ser la de la menstruación y en los soñadores varones puede indicar el miedo a los aspectos físicos de la mujer o incluso sentimientos de agresión sexual.

LOS DIENTES

El sueño de perder los dientes puede representar el miedo a perder nuestra juventud y vitalidad o, y por extensión, nuestros poderes sexuales. Una amplia, casi amenazadora, exhibición de los dientes puede aconsejar cierta precaución a la hora de aceptar a alguien que busca nuestra amistad.

LA INCOMODIDAD ANTE LA DESNUDEZ DE OTRO

Los sueños en los que se muestra sorprendido y escandalizados por la desnudez de alguien que conoce reflejan su inconsciente ansiedad sobre la verdadera naturaleza y los motivos de esa persona. Por otro lado, el disgusto puede revelar más sobre usted mismo que sobre la otra persona: su resentimiento ante la absoluta desinhibición del otro puede ser la consecuencia de la toma de conciencia de su propia inhibición.

EL LABERINTO O DÉDALO

Jung interpretó el oscuro y claustrofóbico laberinto como un símbolo de las tortuosas profundidades del inconsciente, y el sueño de entrar en un laberinto como la representación del proceso de descubrimiento de uno mismo. Un vacío en el centro del laberinto indica la soledad del desamparo, pero según las circunstancias también podría simbolizar la serenidad en el centro de nuestro ser. Como en el mito griego de Teseo, que entró en el laberinto de Creta para matar al Minotauro, nuestro descenso personal al sub-consciente podría enfrentarnos a impulsos que amenazan nuestro bienestar. De la misma manera que un laberinto, pero en este caso abierto a la luz, un dédalo puede reflejar la dificultad de encontrar la dirección a seguir en la vida. Nadie puede adivinar el futuro, así que debemos confiar en nuestros instintos. Un mapa o plano pueden confirmarnos que estamos en el camino correcto.

LA UNIÓN SEXUAL

No es difícil interpretar un sueño donde mantenemos una relación sexual con una persona que nos atrae sexualmente, sobre todo si nuestro deseo es lícito. Sin embargo, para muchos junguianos y otros analistas de sueños, la unión sexual puede no tener un significado sexual específico; puede indicar sencillamente un intenso deseo de expresión creativa.

Los freudianos consideran una amplia gama de actividades mundanas como símbolos de la unión sexual, entre ellas: deslizarse por una balaustrada, martillar o golpear con un hacha, un tren entrando en un túnel, montar en bicicleta o a caballo.

ARMAS

La mayoría de armas se interpretan como símbolos masculinos; un puñal clavado hasta la empuñadura puede representar la sexualidad mascu­lina en su máxima violencia, e incluso expresar el desprecio por las muje­res. Utilizar un puñal puede dejar al desnudo las inseguridades sexuales del hombre, especialmente el miedo a la impotencia, o puede representar una batalla interior con deseos peligrosos.

Las pistolas son otra imagen agresiva de la sexualidad masculina, con el simbolismo orgánico añadido del disparo de una bala. Lo mismo que con el puñal, empuñar un arma puede indicar dudas sobre la propia virilidad.

LAS PLUMAS O ESTILOGRÁFICAS

Sostenidas habitualmente rectas, las plumas o las estilográficas son obvios símbolos fálicos freudianos, especialmente si se mojan en un tintero. Incluso los analistas de sueños que rehúyen las interpretaciones sexuales ven las plumas como un símbolo general de masculinidad, vinculado con el poder de la autoridad de la palabra escrita que ostenta tradicionalmente la jerarquía masculina. Otros símbolos fálicos en los sueños son una vela (94) encendida y un puro (95). La llama del deseo puede arder con fuerza, titilar, o apagarse del todo. Las asociaciones orales y masculinas del puro pueden relacionarse con una latente homosexualidad masculina, aunque Freud, que era fumador de puros, dejó claro que no era muy partidario de este simbolismo sexual con su famoso comentario: «Algunas veces un puro no es más que un puro».

LOS MONEDEROS

Freud lo interpreta como el símbolo de los genitales femeninos o el útero; se dice que el monedero es una de las imágenes oníricas más frecuentes. Se puede imaginar que la mujer está ofreciendo sus favores sexuales cuando tiene el monedero abierto, o que los niega cuando lo tiene cerrado.

LOS CALCETINES

Los calcetines o cualquier otra prenda en la que una parte del cuerpo queda ceñida, se interpreta a menudo una representación de los genitales femeninos. Si se ponen o se quitan, tales prendas pueden significar el coito. Los guantes (104) y los zapatos (105) son otras imágenes comunes de este tipo. Los zapatos también pueden significar autoridad o dominación.

LA INCAPACIDAD DE COMPRENDER

Estamos escuchando un mensaje que sabemos es de vital importancia, pero somos incapaces de comprenderlo; es una experiencia que resulta todavía más irritante cuando, como ocurre a menudo, las palabras son claras y sabemos que se dicen en nuestro propio idioma. También es frustrante la escena en la que estamos Intentando explicarle algo a alguien, pero sencillamente no podemos hacernos entender. Ambos sueños se refieren a una parte de nuestra vida en la que tenemos problemas para comunicarnos, ¿Estamos interpretando mal las emociones de alguien cercano a nosotros, o estamos siendo menos abiertos de lo que debiéramos con ellos?

LA CASA A OSCURAS

A menudo se interpreta una casa como el símbolo del ser que sueña y re­presenta el lugar donde nos apartamos del mundo exterior para vivir nues­tra vida interior. El interior oscuro, frío, o desierto puede simbolizar la pro­funda sensación de pérdida que sentimos cuando nos vemos privados del calor y la luz de aquellos que amamos.

UN SER DE LUZ

El ser de luz, un tema importante dentro de la interpretación junguiana de los sueños, es una imagen arquetípica que encarna un principio espiritual ecuménico. Podemos imaginarnos una figura iluminada por la luz del menorah, el candelabro judío de siete brazos, o podemos imaginar la figura con una aureola que aparece en la imaginería de muchas religiones de todo el mundo. Dicha luz puede expresar también la energía divina.

ENCONTRAR UN HUEVO

En muchas tradiciones mitológicas el huevo es el símbolo del origen del cosmos y de toda la existencia. Los junguianos interpretan el sueño bastante habitual de encontrar un huevo como la revelación de que estamos preparados para embarcarnos en una nueva fase de creatividad. Sin embargo, la fragilidad del huevo sugiere que esta energía creativa debe ser atendida con cuidado.

LA DESNUDEZ

El sueño de estar desnudo puede tener significados muy diversos. Puede ser el deseo de recuperar la inocencia perdida, representado por nuestra propia imagen de bebés desnudos o por Adán y Eva en el paraíso. Sin em­bargo, la figura desnuda también puede expresar un exhibicionismo la­tente, o sencillamente el deseo sexual. En la visión freudiana, el desnudo femenino es generalmente una expresión de deseo sexual —de hombres o de mujeres— que se sienten atraídos sexualmente por las mu­jeres. Para una mujer, puede indicar una tendencia lesbiana inexplorada o el deseo de exhibirse.

Los freudianos ven el desnudo masculino más o menos de la misma forma que el desnudo femenino; expresan un deseo hetero u homo­sexual y posibles inclinaciones exhibicionistas en el hombre. Una fuerte figu­ra idealizada indica las preocupaciones con el padre. En términos junguianos, un desnudo idealizado de cualquier sexo, como los retratos desnudos de los antiguos dioses y diosas griegos o romanos, expresan aspiraciones de amor o el deseo de alcanzar un plano espiritual más elevado.

EL JEFE

Soñar con el jefe puede reflejar únicamente nuestra ansiedad por los asuntos de trabajo. Sin embargo, también puede adoptar muchos de los aspectos del padre o la madre. Ser despedido, incluso si no existe tal amenaza en la vida real, puede revivir el recuerdo de un rechazo paterno. Reunir el coraje para pedir un aumento puede sacar a la superficie la necesidad de una mayor atención y amor de los padres. En un aspecto mucho más positivo, el jefe amigo puede hacernos recordar los días en que otra persona asumía la responsabilidad de nuestro bienestar. Si usted se imagina a sí mismo como el jefe, puede que esté expresando el deseo de tener un papel dominante en la relación sexual.

LOS EXTRANJEROS

Soñar con una persona o personas que hablan un idioma extranjero incomprensible puede representar una parte de nosotros mismos que no comprendemos o aceptamos del todo. El sueño también puede reflejar el sentimiento de una comunicación frustrada o difícil con alguien de nuestro entorno.

LOS EXTRANJEROS

Soñar con una persona o personas que hablan un idioma extranjero incomprensible puede representar una parte de nosotros mismos que no comprendemos o aceptamos del todo. El sueño también puede reflejar el sentimiento de una comunicación frustrada o difícil con alguien de nuestro entorno.

SOÑAR CON LAVABOS

Freud asocia los sueños de defecación y otros relacionados con los lavabos con lo que él llama la fase «anal» del desarrollo psicológico del niño. En la visión freudiana, los errores cometidos por nuestros padres a la hora de enseñarnos el uso del lavabo pueden hacer que nosotros, como adultos, tengamos vergüenza de estas funciones naturales y nos mostremos emocionalmente inhibidos, o según las palabras de Freud «analmente retentivos».

Por extensión, el acto de defecar puede simbolizar la expresión artística y la creatividad que ha podido estar reprimida, y el estreñimiento puede representar el malestar, la rabia contenida, o la frustración sexual. Los junguianos consideran los sueños de defecación como indicadores de nuestra ansiedad en público o (lo mismo que Freud) la necesidad de expresarnos.

EL FUNERAL

Soñar con un funeral a menudo expresa una solemne reflexión no sobre la muerte sino sobre un cambio, como dejar el trabajo o cambiar de casa. Un funeral por alguien que todavía está vivo puede reflejar la pena al ver que se ha terminado una relación o, por el contrario, el deseo de acabar con ella.

EL AUTOBÚS

Según la visión de los junguianos, viajar en autobús, o cualquier otro tipo de transporte público, indica que somos demasiado conformistas. Por lo tanto, soñar con un autobús podría alertarnos para que seamos más independientes en nuestra manera de pensar.

EL GENTÍO O EL ATASCO

Soñar con un gentío o que estamos metidos en un atasco puede representar la frustración o los sentimientos de vernos obstaculizados en nuestros progresos hacia una determinada meta. Si usted vive en una ciudad, su sueño puede reflejar el sentimiento de opresión provocado por las tensiones de la vida urbana.

BEBER

Los líquidos de cualquier clase a menudo se interpretan como un símbolo de la «fuerza vital». Por lo tanto, soñar con beber puede revelar el deseo de comprender la naturaleza de la existencia. Los sueños en los que se bebe en exceso (sentirse ebrio o harto de bebida) pueden expresar la necesidad de alcanzar un nivel de consciencia más elevado.

LA ISLA DESIERTA

Soñar con la aparentemente idílica tranquilidad de una isla perdida y deshabitada puede expresar el deseo de escapar de los problemas de su vida real. Encontrarse en una isla situada en la inmensidad del océano puede simbolizar el hecho de que usted prefiere permanecer en la firmeza de la costa (el consciente) antes que aventurarse en el peligroso mar (el inconsciente), aunque, al estar en una isla, para usted es imposible hacer caso omiso de la presencia de las profundas y perturbadoras aguas.

Una isla desierta también puede representar la sensación de aislamiento o abandono vinculado a una aflicción, al final de una relación o a un estado general de inseguridad emocional. Por otro lado, una isla desierta puede expresar nuestras ansias de soledad, un deseo de solucionar los problemas sin la ayuda de los demás. Estas Islas también ofrecen la más pura inocencia, la simplicidad, y la claridad de pensamiento que se hace posible gracias a la ausencia de las distracciones sociales.

EL ÓRGANO

Los órganos están asociados con los rituales sagrados, sobre todo los casamientos y los funerales. Soñar con la música de órgano, por lo tanto, puede expresar el deseo de un compromiso, o en otros casos el miedo a la muerte.

LOS TÍTERES

Si los sueños de juguetes se refieren a afirmar el control sobre los problemas, soñar con títeres manifiesta el deseo de afirmar el control sobre las personas. Usted puede ser el títere que está siendo manipulado —por una persona cercana a usted o por un compañero de trabajo— o el titiritero que manipula, pero ¿a quién?

LA LOTERÍA

Ganar a la lotería es un gratificante sueño muy habitual en el mundo actual. Un premio en dinero puede simbolizar una importante meta en la vida, pero si pretende alcanzarla sin esfuerzos sus expectativas pueden ser irreales. Los freudianos relacionan soñar con dinero con la etapa anal, y la lotería podría provocar en el sueño el deseo de romper con la mezquindad de la «retentiva anal».

LA BUENAVENTURA

Soñar con la buenaventura puede revelar su preocupación sobre su identidad individual y las perspectivas futuras. Su respuesta a cualquier «profecía» hecha en el sueño dependerá de su actitud personal hacia la buenaventura. Si es escéptico por naturaleza, dicho sueño puede anunciar una inminente crisis de fe en el terreno de la razón.

Los deportes pueden simbolizar los logros personales en cualquier campo. El contexto formal de un estadio puede significar la rivalidad con los colegas o la necesidad de aprobación social.

EL TIOVIVO

El tiovivo comenzó como el modelo mecánico de los grandes desfiles reales. En los sueños, reproduce el simbolismo sexual asociado con los caballos y volar. Soñar con un tiovivo puede expresar el deseo de regresar a la inocencia sexual de la infancia.

LOS REGALOS

Hacer un regalo por lo general simboliza la necesidad de expresar el amor o la consideración por otra persona, mientras que recibir un regalo es un testimonio de la posición que creemos ocupar en la sociedad. Recibir una lluvia de regalos indica que nos sentimos merecedores de la estima general.

Soñar con regalos inesperados puede tener varios significados. Si usted no se ha sentido amado o está dolido después de la ruptura de una relación, el regalo puede representar un reconocimiento de su propia valía. Si es usted quien regala, el sueño puede ser una advertencia para que muestre sus cualidades personales de una manera más sincera o directa, para no pillar a los demás con la guardia baja.

Un regalo inapropiado, de algo que usted detesta o que le es absolutamente inútil, puede expresar sus sentimientos de que las atenciones de alguien no son del todo bienvenidas.

LA LAVADORA

Soñar con la lavadora nos lanza a menudo al agua que se agita dentro del tambor. Como un símbolo del útero, el agua puede indicar los conflictos de la infancia que necesitan ser «limpiados» definitivamente, si aceptamos que el agua es una imagen del inconsciente.

La ropa también simboliza la desnudez y hacer la colada expresa la añoranza por la inocencia perdida o la exhibición desinhibida de la sexualidad.

EL DENTISTA

No tiene nada de particular que el dolor de muelas provoque soñar con dentistas. Sin embargo, Jung señala que en el caso de los sueños de las mujeres frecuentemente están asociados con dar a luz, y, por lo tanto, convierten al dentista en un tocólogo. La aparición en los sueños de los hombres de una extracción dental está relacionada según Freud con el miedo a la castración, e identifica al dentista con el padre.

LA CASA

Como símbolo del ser, la casa a menudo representa más específicamente el cuerpo. Una casa abandonada o que necesita ser rehabilitada puede indicar nuestra negligencia a la hora de atender la salud física o emocional. En un nivel mental, una casa cerrada puede indicar que estamos ciegos a lo que ocurre en el mundo exterior.

Soñar con una casa inacabada puede ser la motivación para redoblar los esfuerzos en vez de entregarse al desánimo. Solo los presuntuosos pueden imaginar el ser como algo acabado. Una casa a medio construir indica aquello que necesitamos: quizá más ventanas al mundo exterior o un mejor acceso a los impulsos inconscientes en el sótano.

LOS ALFILERES Y LAS AGUJAS

Los alfileres y las agujas aparecen en muchas imágenes, y todas ellas cargadas de simbolismo sexual: pincharse un dedo y que salga una gota de sangre, enhebrar la aguja, y la acción de coser. El placer o el dolor que provoca la imagen onírica puede transmitir el deseo o la ansiedad respecto al acto sexual. Soñar con alfileres y agujas en un mismo sueño puede estar relacionado con un estado de nerviosa anticipación.

LA CIUDAD

Soñar con la ciudad puede hacernos sentir oprimidos por el carácter impersonal de su interminable extensión, con sus largas avenidas, los altos edificios y los atascos de tráfico. Las calles absolutamente desiertas o abarrotadas de personas inexpresivas que caminan deprisa puede recalcar el deseo de una mayor intimidad. El enorme tamaño de la ciudad puede resultar intimidatorio, y forzarnos a retirarnos; aunque también puede actuar como un desafío y provocarnos un impacto personal.

EL AMANECER

El comienzo del nuevo día puede representar que tenemos renovadas esperanzas. La imagen del sol naciente puede aparecer en el sueño para anunciar que por fin nos estamos recuperando de un largo período de enfermedad o aflicción. Soñar con el amanecer también puede indicar que los amigos, los colegas o la familia comienzan a escuchar una importante idea que hemos intentado comunicar, o que empezamos a atisbar una nueva y excitante percepción.

EL HUERTO

Al igual que los frutos en los árboles, un huerto puede representar soñar con el embarazo. En el terreno Intelectual o espiritual, el huerto con los frutos verdes puede recordarnos el intenso trabajo que debemos realizar para conseguir nuestros objetivos. Los frutos que se pudren en el suelo pueden indicar que estamos desperdiciando una oportunidad de obtener el éxito al postergar demasiado la puesta en práctica de nuestras ideas.

LA HIERBA

Desde una perspectiva espiritual, soñar con la hierba puede centrarse en el simbolismo de su color verde, para avisarnos de la renovación de la vida y de la infusión de nuevas energías. En un plano sexual, la hierba puede ser el símbolo onírico freudiano del vello púbico. El sueño de yacer en la hierba (801) puede expresar el sencillo deseo de relajarse, o —como en sueños similares donde aparecen el musgo, la arena o el agua— la vuelta a la comodidad del útero materno.

LA RATA

La imagen de las ratas que corren por las entrañas de la tierra puede ser a la vez fálica y anal. Soñar con ellas significa que tenemos sentimientos de culpa, desagrado, o incluso una rabia contenida ante la sexualidad. La fijación anal asociada con las ratas puede indicar una tendencia a la avaricia.

EL NEGRO

El negro es el vacío a partir del cual se creó el universo y puede indicar la creatividad, que aguarda el momento de dar sus frutos. En muchas culturas, el negro también se asocia tradicionalmente con la muerte, la maldad, y las desgracias. Si soñar con el negro despierta la hostilidad en un, por ejemplo, caucasiano, bien puede ser una advertencia de los profundos prejuicios raciales enquistados en el subconsciente.

EL DIABLO

El diablo puede verse como nuestro subconsciente oscuro y nuestros bajos instintos destructivos. Para los junguianos, puede representar el arquetipo de la sombra. Podemos soñar con el diablo cuando estamos considerando romper con la tradición y suponemos que hacerlo provocará la crítica de todos.

Los demonios, íncubos, súcubos. arpías y espíritus malignos son a menudos restos de miedos infantiles sin resolver. Pueden ser los ¡m pulsos que nos tientan a transgredir las normas sociales, o pueden representar nuestro lado oscuro, nuestros «demonios interiores».

EL DINERO

Para Jung, el dinero es un símbolo de poder, y representa la capacidad para conseguir un objetivo. Para Freud, el dinero es un símbolo de los excrementos y el sueño de atesorar dinero expresa una fijación anal causada quizá por los errores cometidos por los padres en el momento de enseñar a usar el lavabo, y que se puede reflejar en una personalidad terca y obsesionada con el orden. Soñar con un montón de monedas es, según Freud, el ejemplo más gráfico del dinero como expresión de las preocupaciones anales. También, por supuesto, soñar con dinero puede reflejar sencillamente la preocupación por nuestras finanzas.

EL JUICIO

Soñar con un juicio puede simbolizar nuestra preocupación por las opresivas limitaciones de la sociedad, encarnadas por sus instituciones burocráticas y gubernamentales. Si conocemos a la persona que juzgan, el sueño puede servir como un recordatorio de que debemos considerar con más cuidado los problemas de las personas cercanas a nosotros y que pueden estar pasando por un período difícil.

ARAÑAS

Es un sueño cuyos augurios son tan desagradables como la misma araña. En efecto, la araña se distingue por la tela que realiza para cazar a otros insectos, por lo que simboliza la trampa que el soñador prepara, o en la que se está despeñando; pero, a la vez, la posición aislada de la araña simboliza la soledad e incomunicación agresiva que propicia procesos y querellas.

Todo esto debe relacionarse con alguna imprudencia reciente, alguna tentación que se avecina, a una mala costumbre o vicio; a una mala operación comercial, a engaños, o a trampas. El escenario del sueño y los demás elementos presentes servirán para determinar la naturaleza exacta de la advertencia.

Descubre más interpretaciones en el diccionario de los sueños.

 

Facebook
Twitter
Google+