¿Que es la Lectura Psíquica?

Lectura Psiquica

Desarrollo de la lectura del aura

Lectura de los campos energéticos

Aprender a leer el aura no tiene ningún truco y es tan fácil como leer un libro ya que es una disciplina que se basa simplemente en interpretar los campos energéticos de una persona. Sin embargo, se debe tener en cuenta que tener un buen equilibrio psíquico además de una buena capacidad de vinculación es fundamental para antes, durante y después de haber comenzado a desarrollar esta disciplina.

Para llevar a cabo la lectura del aura o lectura psíquica es necesario tener una gran sensibilidad, las cuales se adquieren a través de la práctica mediante ejercicios en los que usted intente percibir su propia aura o la de otra persona. Tenga en cuenta que al no estar acostumbrado a percibir los colores y tonalidades del aura puede resultar doloroso e incluso alergénico para sus ojos al principio, pero con el tiempo su percepción se vuelve más detallada y precisa, permitiéndole obtener más información.

Trabajar con las energías del universo:

Lo primero y por lo tanto más importante es ser capaz de ver el aura que va a leer, para lo cual no necesita hacer un gran esfuerzo ni nada parecido, solo necesita conocer los principales campos energéticos de forma general. Puede comenzar por trabajar con los 4 elementos y sus atributos y analizar las sensaciones que estos provocan en usted.

Para ello tome una vela, una jarra con agua, incienso y tierra, y luego permanezca cerca de estos objetos durante 5 minutos. Usted empezará a percibir, incluso a través de sus sentidos, la fuerte energía que emiten estos objetos.

Usted también puede desarrollar su percepción por medio de otros métodos tales como la meditación, que mediante la ejercitación de sus sentidos le permite captar mejor las energías al pasar la palma de su mano por encima de los elementos. También puede entrenar a ciegas usando un péndulo, como catalizador de su subconsciente, para distinguir los elementos que se encuentran en un determinado lugar, por ejemplo un cuarto, y luego verificar si realmente se encuentra allí.

Una vez que es capaz de detectar estas 4 energías sin necesidad de tener que verlas, puede pasar al siguiente paso que consiste en identificar las energías planetarias. Para ello, usted usará tanto la cábala como la astrología, ya que la conexión y similitud entre ambas le será de gran utilidad. Como ya hablamos del estudio de las energías a través de la lectura del aura, ahora profundizaremos en las energías que usted utiliza diariamente para percibir las energías planetarias.

Para ello, tome nota todos los días de la hora planetaria correspondiente al astro regente de cada día durante una semana y dedíquese a percibir el vínculo entre las energías y sus similitudes. Ejemplo: mercurio, sabiduría, aire, matemática, cábala. Una vez obtenga este conocimiento junto a una percepción moderada, pase a la siguiente etapa.

Aprender a detectar su propia energía:

La segunda etapa: conocerse bien a sí mismo. Para poder hacer una lectura siquica hay que primero conocer como está constituido el ser humano en general, ya que ser capaz de leer la energía de otra persona permite aprender a reconocer sus propios límites.

Para empezar a nivel interior podemos comenzar por meditar regularmente (diario sería lo mejor) y estudiar la energía de los 7 chakras que van desde la raíz hasta la corona. Esto nos ayudara a comprender mejor sus atributos, fortalezas, la naturaleza de su energía, los elementos a los cuales se les asocia, etc. En el caso de que ya tenga experiencia en el manejo de los chakras, puede entonces ir más allá y estudiar los chakras secundarios.

Una vez que haya entendido y liberado sus chakras, puede pasar a la etapa de los cuerpos sutiles. Empiece por estudiar la estructura, uso y funciones de su cuerpo astral, siguiendo con su cuerpo mental. Durante la meditación usted puede tomarse el tiempo suficiente para experimentar como lo rodea su propia energía y al mismo tiempo percibir la sutileza entre lo astral y lo mental.

No recomiendo a los principiantes, sobre todo los más nuevos, buscar la manera de trabajar con sus cuerpos sutiles, principalmente si no tiene la costumbre de trabajar con su propia energía.

¿Cómo se leen entonces cada una de ellas?

Existen muchos tipos y niveles de lectura energética las cuales dependen muchas veces de nuestro modo de vida.

  • Físico: enfermedad u otro
  • Astral: emotivo
  • Mental: psíquico
  • Causal: capacidad, potencial, destino

Por ejemplo, en la lectura del campo físico, un aura protectora tiende a leer naturalmente la energía de los enfermos, percibiendo así (por medio de otras formas de percepción) las enfermedades de las demás personas.

Así como entendemos que una persona que lee las emociones le es imposible, por alguna extraña razón, percibir el aspecto mental; igualmente cualquiera que perciba los pensamientos no podrá captar ni las emociones ni el causal del acontecimiento.

Indirectamente, este ejercicio de lectura de las energías puede guiar a una clase de “videncia”, que no es la lectura del “destino” por medio de los sentidos, ya que el médium no lee el akasha (cosa que si hace el vidente), sino que analiza el cuerpo causal de la otra persona ya que muestra todas las posibles formas en las que se puede desarrollar su futuro en función de los aspectos de su cuerpo causal.

También percibe el potencial de cada persona, a pesar de que sobre este intervengan muchos obstáculos tales como el aspecto mental y emocional, además del ambiente en que se encuentra.

De esta forma, la lectura de energías reagrupa varias capacidades como la empatía, la telepatía, y la causalopatía (palabra que inventé hace poco y de la cual hablaré en mi próxima publicación sobre la lectura del cuerpo causal) que están bajo una misma relación.

Como aprender y desarrollar la lectura psíquica

La capacidad psíquica se refiere a la tendencia paranormal de una persona para ver, sentir o comprender más allá de lo que se considera por defecto un reino, a través del aumento de la consciencia apoyándose en la capacidad extrasensorial. Desarrolle y canalice la capacidad psíquica para comprender y para conectarse con las personas, las situaciones, los objetos y los sentimientos con un nivel de comprensión mayor. Utilice los ejercicios de meditación como medio para aliviar sus molestias y poder desarrollar la forma en la que capta los mensajes psíquicos y capta las energías.

  1. Realice una búsqueda sobre las tendencias psíquicas que conozca, como la audiencia, los sentimientos, la intuición o las visiones para comparar su experiencia con la de otros. Esto le permite comprender y confiar en la información relacionada al potencial que guardan sus capacidades psíquicas. La apertura del espíritu permite a su cerebro captar y afinar sus capacidades psíquicas más rápido que si dudara de ellas.
  2. Tome cursos como yoga o tai chi, en los cuales le enseñan varias técnicas de meditación, además de ayudarle a eliminar el stress para mantenerse en harmonía con su cuerpo y espíritu. Encuentre un lugar tranquilo en el que pueda meditar y concentrarse lo suficiente para poder liberar su espíritu de distracciones. Esto permite a su cerebro ir poco a poco a una frecuencia inferior, de modo que su conciencia pueda canalizar la recepción de energía y pensamientos psíquicos.
  3. Observe una foto durante un minuto, luego cierre los ojos e intente visualizar todos los detalles de la imagen. Esta práctica le ayuda observar mejor y tener más en cuenta el mundo que le rodea, reforzando su habilidad de clarividencia.
  4. Acepte capacidades psíquicas como la intuición, la precognición, la lectura del espíritu y la visualización a distancia. Comience un diario en el que describa su proceso psíquico para que pueda verificar si sus emociones o sus predicciones se cumplen. Afianzar sus creencias y capacidades le brindará más confianza, lo que le conducirá a realizar lecturas más precisas.

Lectura Psíquica

La lectura psíquica permite canalizar el alma de una persona con el fin de obtener una profunda comunicación con aquellos seres espirituales que aumentan sus niveles de conciencia y que le brinda las claves necesarias para continuar con su evolución personal. Características como la autenticidad, la veracidad y la esencia son aspectos fundamentales del ser interior que esta lectura psíquica le puede ayudar a expresar. De igual forma, esta lectura le proporciona tanto una explicación acerca de su presente como instrucciones beneficiosas para su futuro, permitiéndole identificar el origen de sus problemas y ayudándole a superar sus temores sus anhelos, decisiones y motivaciones.

La realidad en la que vivimos la construimos en base a nuestras creencias y la forma en la que percibimos el mundo, por lo que al cambiarlas transformamos nuestra realidad.

Durante mis años de estudio en los que aprendí el arte del esoterismo por mano de muchos maestros y místicos reconocidos como el hipnoterapista canadiense David Watson, obtuve la experiencia qué, como clarividente que soy hoy en día, me permite tener contacto con aquellas entidades que te servirán de guía a lo largo de tu vida, pudiendo brindarte de esta forma consejos sobre determinados aspectos de tu vida para que puedas llevarla a tu propio ritmo.

A pesar de que no puedo decirte qué es lo que debes preguntar, te recomiendo que al momento de asistir a la sesión tengas en mente algunas preguntas que hayas preparado previamente ya que, entre más claras y precisas estas sean, más acertada será la respuesta.

La naturaleza de las preguntas puede ser variada:

  • Personal - Cualquier problema relativo a sus relaciones interpersonales. Ejemplo: discusiones frecuentes con la pareja, hijos, familiares o amigos.
  • Salud - Cualquier pregunta referente a un problema de salud. Ejemplo: dolor de cuello, de espalda o inflamación crónica.
  • Económico - Cualquier problema que tenga que ver con el dinero Ejemplo: personas, situaciones o cosas que le impidan hacer dinero o mantenerlo, incluso obstaculizar su movimiento.
  • Laboral - Cualquier duda o problema concerniente a su desarrollo profesional. Ejemplo: Dificultad para obtener un ascenso, un mejor empleo o descontento con su situación laboral.
  • Espiritual - Cualquier tipo de pregunta o dudas que tenga en cuanto a su camino o misión de vida. Ejemplo: conocer la identidad y naturaleza de quienes le van a guiar para avanzar en su vida.

Facebook
Twitter
Google+