Significado de la Torre en el Tarot

Significado e interpretacion de la Torre

El arcano del caos y la inestabilidad

La torre es el decimosexto arcano mayor del tarot, y la representación exponencial de la llegada de cambios que intempestivos o no, pueden afectar severamente la vida del consultante, es el signo del final del “status quo”, y en consecuencia su aparición se traduce en la pérdida acelerada de la estabilidad por la llegada de situaciones que obligan a tener que adaptarse a cambios drásticos. Es un arcano que llama a la recuperación del control con responsabilidad para conseguir la estabilidad necesaria en la vida después de un periodo de profundas reflexiones. 

El arcano de la Torre

Interpretación de los elementos en la baraja

La carta se representa diametralmente por la figura de una torre que es tocada con una corona que es alcanzada por un rayo, que al romperle la corona, contribuye a que se precipiten dos hombres desde la cima hasta el suelo. La torre ancha en su base simboliza la existencia de una base sólida, y el rayo que destruye la parte superior de la corona representa la cabeza, el conocimiento y los valores, y demuestra la necesidad de replantear las ideas, el poder material y la abundancia.

Los dos hombres en caída libre al suelo indican los valores de la ambición y el orgullo, que al pretender demasiado son precipitados del edificio junto a una lluvia de fuego, uno de estos hombres es el Soberano, representado sin corona, mientras que el otro es el constructor de la torre. La destrucción de la torre también simboliza que nada es eterno y que tales momentos casi siempre conducen a la construcción de un nuevo orden.  

Esta baraja en una visión global es el indicador de que lo nuevo siempre surge de lo viejo.

La Torre en las tiradas, una expresión de la necesidad del mal como complemento del bien.

Este naipe que generalmente se recomienda no aparezca en las tiradas, es el paso obligatorio que cada ser humano debe cumplir en su vida, es el símbolo de que el mal pude ser un elemento necesario para la construcción de nuevas situaciones, pero sobre todo, que es el precedente del bien en el mundo, que está presente en cada ser humano y en cada situación, que es el complemento del bien como condición que lo precede. Es la carta de los cambios dolorosos pero indispensables para la evolución interior, es la carta de lo nuevo que puede germinar a partir de lo viejo, y  en síntesis la señal más clara expedita de que el rumbo seguido se ha roto para dar paso a transformaciones de carácter existencial que terminara por transformar a la persona conforme a su estado de madurez.

En posición invertida no pierde sus efectos negativos sobre el destino del consultante, en consecuencia se mantiene el tono de las malas noticias con la diferencia que tardaran en llegar, es decir, suele indicar que la persona contribuye a demorar los cambios, ya sea por pánico o temor. Señala rupturas sentimentales y tiempos convulsionados, complicaciones en el trabajo, gastos imprevistos y un poco más tranquilizante en la salud donde se advierte de mantener cuidados.  

Representa: Ruptura, destrucción, muerte, problemas y replanteamientos de toda índole por encontrarse en un momento donde las cosas ya no pueden seguir como están. Necesidad de reflexión para eliminar todo lo que no funciona y quedarse sólo con lo que es sólido y nos vale para nuestra nueva etapa.

Esotéricamente La asocian con Capricornio. El 7 (16=1+6=7).Es del elemento Tierra y la estación del Otoño.

En numerología representa al número 16 : 1 (Dios)+ 6 (dobre trinidad) = un número feliz. Para otros es nefasto.

Significado en los tres planos :

  • Plano del Amor : No puede luchar contra su destino. Esta carta advierte sobre tiempos difíciles que se avecinan. Tendrá la sensación de que todo se desmorona a su alrededor pero no es así. ¡No se quede de brazos cruzados!
  • Plano del Dinero : Los riesgos de conflictos o separación son de temer cuando están vinculados al dinero. Preste atención a las pérdidas financieras ocasionadas por una mala gestión.
  • Plano Trabajo : No puede luchar contra su destino. Esta carta advierte que el tiempo de las vacas flacas se avecina. ¡No se quede de brazos cruzados!

Facebook
Twitter
Google+